nutrientes y abonos

Nutrientes y abonos orgánicos para nuestras plantas. Elección de abono y usos.

Los nutrientes y abonos para nuestras plantas son muy importantes. La elección del abono depende del tipo de nutrientes que tenga el suelo y del tipo de crecimiento que se quiera estimular de cada planta.

Nutrientes esenciales para nuestras plantas

Las plantas toman los nutrientes del suelo para crecer y cuando se mueren permiten que esos nutrientes regresen a la tierra para volver a ser absorvidos por las raíces de otras plantas. Este proceso podemos repetirlo en nuestros jardines reciclando todo el material orgánico en una compostera. Aún así habrá una parte de la materia orgánica que no volverá a la tierra y debemos reponerla de otra manera para que nuestras plantas no tengan carencia de ningún nutriente.

Los tres nutrientes más importantes para las plantas son:

  • Nitrógeno (N)
  • Fósforo (P)
  • Potasio (K)

Cada nutriente proporciona un tipo de crecimiento diferente: estimular el crecimiento de las hojas, de las raíces o estimular la floración.

Descubre que fertilizantes ecológicos y económicos indispensables para tu jardín puedes hacer tu mismo.

nutrientes y abonos

estiércol de gallina

¿Qué proporciona el nitrógeno a nuestras plantas?

Este nutriente estimula el crecimiento de las hojas, será muy útil para las plantas que tengan un gran follaje como las bromelias, pimientos, espinacas y coles. Podemos suministrar nitrógeno con estiércol de gallina. El abono orgánico de harina de pescado, de sangre y hueso, de pezuña y cuerno son ricos en nitrógeno. También lo es la harina de algas.

¿Para qué utilizan nuestras plantas el fósforo?

El fósforo es indispensable para el crecimiento de las raíces y la maduración del fruto de la planta. Podremos incrementar la cantidad de Fósforo añadiendo ceniza de madera diluida en agua, además de añadir este nutriente a la tierra ayuda a prevenir plagas. También el abono de harina de hueso es rica en Fósforo.

¿Qué proporciona el potasio a nuestras plantas?

El Potasio promueve la floración y la producción de frutos, ayuda también a que la planta resista mejor las enfermedades. Para añadir Potasio a la tierra podremos trocear la piel del plátano o hacer infusión para regar posteriormente la tierra.

 

Los nutrientes secundarios que las plantas necesitan en cantidades muy pequeñas son:

  • Calcio
  • Magnesio
  • Azufre

Y los micronutrientes o elementos traza también necesarios en cantidades muy pequeñas son:

  • Boro, cloro, cobre, hierro, manganeso, molibdeno y cinc.

Tipos de abonos para el jardín:

Abono orgánico

Los abonos orgánicos son de acción más lenta porque se descomponen por la acción de microorganismos que depende de las condiciones ambientales:

  • Si hay humedad y calor el proceso se acelera.
  • Si el ambiente es frío y seco el proceso de descomposición será más lento.
  • Algunos abonos orgánicos son: harina de huesos, harinade pescado, sangre y hueso, pezuña y cuerno y harina de algas.

Abono inorgánico

Los abonos inorgánicos son artificiales. Se producen en fábricas y contienen agentes concentrados que ayudan a que se disuelvan rápido con el agua quedando a disposición de las raíces de las plantas. A pesar de que estos abonos pueden tener efectos inmediatos, hay que tener en cuenta que son arrastrados por las lluvias rapidamente y en suelos con un buen drenaje absorvidos por la tierra disminuyendo su efecto. Los abonos inorgánicos también conocidos como fertilizantes químicos, usados en grandes cantidades como se hace hoy en día en invernaderos o terrenos para grandes producciones contaminan las aguas subterráneas y no son nada beneficiosos para la tierra. Aceleran un proceso de producción pero contaminan el medio ambiente.

 

 

Please follow and like us:
error