La Aquilegia y sus flores acampanadas

La Aquilegia es un género que comprende unas 60 o 70 especies. Son plantas herbáceas perennes y ranunculáceas. En invierno se secarán para volver a aparecer en la primavera siguiente.

El nombre de Aquilegia significa en latín “que se utiliza para sacar agua”, refiriendose a la forma cóncava de sus flores que parecen un pequeño cuenco.

Sus flores tienen una forma acapanada y también son conocidas con el nombre de colombinas. Dependiendo del tipo la flor puede mirar hacia el suelo pareciendo más una campana como es el caso de la Aquilegia Alpina o hacia arriba como en el caso de la Aquilegia Chrysantha. Las flores pueden alcanzar un diámetro de 7cm y existen de diversos colores, desde el rojo y amarillo, hasta el azúl o blanco. Muchas de las flores son bicolores.

La aquilegia recibe varios nombres entre ellos “Copa de rey”, “Flor de celos”, “Columbine rojo” o “Farolillos de San Antón”.

aquilegia alpina

aquilegia alpina

 

 

Características de la Aquilegia

Existen diversos tipos como hemos mencionado anteriormente. La Aquilegia vulgaris es típica en Gran Bretaña aunque otras son nativas de Norte América.

La Aquilegia es en general una planta resistente que no necesita de cuidados muy especiales. Diria que son fáciles de mantener en nuestros jardines o macetas, ideales para plantar en arriates. Además son unas plantas que se reproducen facilmente por si solas y longevas.

Debemos tener en cuentas las siguientes necesidades:

  • Puede plantarse al sol o semi sombra.
  • Necesita de un riego normal, sin excesos de agua.
  • Prefieren ser plantadas en tierra con un buen drenaje aunque se darán bien en casi cualquier tipo de suelo.
  • Se reproducen facilmente por semilla, pero en primavera u otoño podemos reproducirlas por separación de la mata principal.
  • Las semillas deben plantarse en recipientes a una temperatura de 20º y a la sombra. Germinarán a los 20 días.
  • Las raíces soportan bien el frío del invierno aunque para asefgurarse una floración en la primavera siguiente puede cubrirse con hierbas secas o paja la superficie para protegerla un poco.
  • Es conveniente podar a ras del suelo cuando empiece a secarse a principios del otoño o el invierno,  para que su crecimiento y floración sea mayor a la siguiente primavera.
  • El bulbo o ranúnculo debe plantarse como a 5-8 cm de profundidad.
bulbo de aquilegia alpina

bulbo de aquilegia alpina

 

 

Please follow and like us: