Asclepias tuberosa y sus flores naranjas brillantes

La asclepias tuberosa es una planta de raíz perenne de la familia de las asclepiadaceae. Es originaria del sur de EE.UU. Al igual que la flox paniculata nos interesa porque es sencilla de mantener, tiene unas preciosas flores naranjas muy vivas que duran todo el verano y no es muy exigente con sus cuidados. La asclepias tuberosa casi crece sola, puede «abandonarse» en el jardín y aún así nos deleitará con sus bellas flores.

Necesidades básicas de la asclepias tuberosa:

  • Debemos plantarla al sol aunque podrá desarrollarse también a semi-sombra.
  • Prefiere los suelos arenosos y bien drenados pero casi cualquier suelo podrá hospedarla, sólo hay que evitar encharcamientos y una vez plantada no transplantarla porque sufre mucho la planta, debemos dejarla desarrollarse en la zona escogida.
  • Agua: No necesita demasiada agua. Cantidad media.
  • La floración de la asclepias tuberosa es abundante y duradera, desde principios de primavera hasta finales de verano.
  • Debe sembrarse en primavera, y si lo hacemos con semillas hasta que la planta no alcance los 2 o 3 años no empezará a darnos flores.
  • Puede alcanzar entre los 60 cm y el metro de altura y aproximadamente los 45 cm de diámetro.
  • Ideal para decorar bordes y como flor cortada.
  • La asclepias tuberosa fue una planta muy importante para los indios ya que utilizaban tanto la parte exterior como la raiz para diferentes dolencias. La raíz se usaba para afecciones de los pulmones.

 

asclepias tuberosa

asclepias tuberosa

Please follow and like us:
error