procesionaria

La procesionaria del pino (Thaumetopoea pityocampayes)

La procesionaria es conocida con el nombre de thaumetopoea pityocampayes un lepidóptero. Palabra que proviene del griego:

  • «lepis» – escama
  • «pteron» – ala

Se encuentra en Europa del Sur y central y habita principalmente en los pinos, aunque también puede vivir en cedros y abetos.

Ciclo vital de la procesionaria

Las mariposas se aparean en verano y posteriormente colocan los huevos en las acículas. (las hojas del pino)

Las orugas nacen a los 30 o 40 días después de la puesta, en los meses de septiembre y octubre.

Se alimentan de las ací­culas de los árboles lo que provoca la caí­da prematura de las hojas de los pinos. Esto es denominado defoliación. Sobretodo en el quinto estadio larvario cuando son realmente voraces.

La procesionaria construye nidos de seda dónde se refugian conjuntamente de las temperaturas frí­as del otoño y del invierno. Solamente salen al atardecer para alimentarse.

Cuando el tiempo es más cálido, a principios de la primavera o finales del invierno, las orugas desciende al suelo en fila, de ahi su nombre procesionaria.

Lo hacen todas juntas y una detras de otra para protegerse la cabeza de los depredadores como el pájaro abubilla. Es una hembra la que guía siempre la procesión.

Una vez en el suelo se entierran y crean una crisalida que eclosionará en verano.

Las procesionarias pueden convertirse en plagas dañando notablemente los pinos de la zona, por ello existen diversos métodos de control.

procesionaria

procesionaria

Métodos de control de la procesionaria

  1. Fí­sicos: Se eliminan los bolsones de los árboles.
  2. Quí­micos: Se fumiga con insecticidas autorizados durante los primeros estadios de desarrollo.
  3. Biológicos: Se colocan trampas en los árboles con feromónas para capturar los machos adultos y evitar así su reproducción.

Sí­ntomas en humanos y perros

Cada oruga tiene 500.000 pelos urticantes alrededor de su cuerpo que se desprenden y flotan en el aire. Estos pelos contienen una toxina llamada Thaumatopina y puede provocar los siguientes síntomas:

En humanos:

  • Urticaria y alergi­a.

En perros (principalmente):

  • Hipersalivación.
  • Prurito facial (el perro se rasca la cara)
  • Inflamación de labios o lengua.
    • Pueden sufrir necrosis en parte de la lengua. (muerte de células y tejidos de la lengua)
  • Vómitos
  • Si la infección llega a la laringe pueden morir de asfixia.

Acudir al veterinario inmediatamente para que comience el tratamiento. Puede lavarse la boca del perro con agua TIBIA para intentar limpiar la zona.

procesionaria

procesionaria

 

 

 

 

Please follow and like us:
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.